Home POT Fusagasugá Planta de Tratamiento (PTAR)
Planta de Tratamiento (PTAR) PDF Imprimir E-mail
Viernes, 11 de Diciembre de 2009 13:38

Hablemos del Plan de Ordenamiento de Fusagasugá III

El tratamiento de aguas residuales es un proceso compuesto por procesos físicos, químicos y biológicos, los cuales tratan y eliminan contaminantes físicos, químicos y biológicos del agua efluente del uso humano. El objetivo del tratamiento es producir agua limpia (o efluente tratada) o reutilizable en el ambiente y un residuo sólido o fango también convenientes para futuros propósitos o recursos. Es muy común llamarlo depuración de aguas residuales para distinguirlo del tratamiento de aguas potables.

 

Las aguas residuales son generadas por residencias, instituciones y locales comerciales e industriales. Éstas pueden ser tratadas dentro del sitio en el cual son generadas (por ejemplo: tanques sépticos u otros medios de depuración) o bien pueden ser recogidas y llevadas mediante una red de tuberías - y eventualmente bombas - a una planta de tratamiento municipal. Los esfuerzos para colectar y tratar las aguas residuales domésticas de la descarga están típicamente sujetas a regulaciones y estándares locales, estatales y federales (regulaciones y controles). A menudo ciertos recursos industriales de aguas residuales requieren procesos de tratamiento especializado .

Típicamente, el tratamiento de aguas residuales es alcanzado por la separación física inicial de sólidos de la corriente de aguas domésticas o industriales, seguido por la conversión progresiva de materia biológica disuelta en una masa biológica sólida usando bacterias adecuadas, generalmente presentes en estas aguas. Una vez que la masa biológica es separada o removida, el agua tratada puede experimentar una desinfección adicional mediante procesos físicos o químicos. Este efluente final puede ser descargado o reintroducidos de vuelta a un cuerpo de agua natural (corriente, río o bahía) u otro ambiente (terreno superficial, subsuelo, etc). Los sólidos biológicos segregados experimentan un tratamiento y neutralización adicional antes de la descarga o reutilización apropiada.

Con esta definición se puede pensar de la situación de Fusagasugá ante la contaminación de sus fuentes hídricas y la búsqueda de una solución al problema de por sí grave y de urgente toma de decisiones cuando la ciudad crece en forma no controlada.

Hasta hace unos años se podría pensar que la quebrada que soportaba el peso de aguas servidas era la de Sabaneta, después el sistema de la Compañía alimentada por el Mangón y Palestina, luego La venta y ahora Mosqueral, el Jordán y Quebrada seca en Chinauta en razón a los desarrollos acelerados que se originan en la nueva Fusagasugá, de donde haciendo cuentas el Municipio requiere la instalación de 5 plantas para cumplir con lo dispuesto por normas superiores   y que en el POT aparecen relacionadas pero que igualmente nunca han contado con un presupuesto por lo menos inicial para una de estos cauces.

Indudablemente el centro del Municipio se irá desplazando hacia el llamado llano del Novillero; ya se observan movimientos de los propietarios de la tierra para realizar desarrollos a gran escala, ver urbanización el Pedregal con entrada frente al monumento del Indio y donde muy posiblemente la quebrada de la Jabonera punto de referencia de muchas personas como el “bañadero” de antiguas generaciones quienes lo disfrutaron hoy haya desaparecido totalmente por la contaminación.

Por el sector de la Negrita a la entrada de Novilleros igualmente se observa un incipiente desarrollo de vivienda de interés social y como lo dice el arquitecto William Vásquez en informe que nos ha enviado como una de sus inquietudes sobre el tema nos deja la inquietud, sobre el vertimiento de aguas y su manejo para descontaminar la quebrada de la compañía en un punto que aparece al borde de la zona urbana.  

¿ Habrá estudios de factibilidad para la ejecución de estas obras, o sólo existen como una nota más en el POT ?.

Pensamos que al momento no los hay!,

¿Que previsiones habrá tomado ENSERFUSA  y  Planeación Municipal al respecto??.

Pero la administración Municipal debe de ser un engranaje si no perfecto, si eficiente porque la primera debe de estar íntimamente ligada a la segunda por aquello de las proyecciones necesarias ante la autorización de licencias de urbanismo y construcción en la ciudad, ya que el servicio de EMSERFUSA puede colapsar en cualquier momento por un desarrollo no planificado y presupuestado.

En el caso de Bogotá y ante la contaminación de su río que afecta al Magdalena y por ende a 8 departamentos ribereños y lo que llega a la cuenca del mar Caribe donde muchos de los países vecinos a la misma inician sus protestas; que podremos pensar de nuestros vecinos Melgar y el fuerte de Tolemaida que se surten de las aguas del río Sumapaz donde tributan por intermedio del Panches o Chocho las quebradas afectadas ?.

Bogotá tiene una solución a medias en la PTAR del Salitre construida por los franceses con un mantenimiento altamente oneroso y ahora está en el proyecto de Canoas en el Municipio de Soacha con una infraestructura impresionante, para descontaminar no solo el río sino el embalse del Muña y Fusagasugá que?.

En conclusión será que urbanizar y urbanizar es negocio para Fusagasugá, cuando no se conoce cuanto aportan por la adopción de Instrumentos para el cambio de uso de suelos “PLUSVALIA ” quienes están involucrados en los procesos de urbanismo, parcelaciones, remodelación Urbana y rural, loteos etc.  autorizados por la Oficina de Planeación Municipal?

Residuos sólidos:

Del famoso horno Crematorio que existió en la calle 4 entre carreras octava  y novena construido por una empresa alemana a principios del siglo XX, sólo quedan los recuerdos y la lucha de Josefina de Caicedo residente en el sector para que fuera demolido en los años 50 y que en la práctica la llevo al Concejo Municipal por más de 28, era una solución viable y económica, sino que la ciudad le fue abrazando y llega el día en que causa molestia a la comunidad cercana, es curioso que estuviese a no más de media cuadra del Hospital San Rafael que por ese entonces ocupaba la manzana comprendida entre las carreras séptima y octava calles tercera y cuarta, hoy sede del ancianato.

Al cambio de sistema de horno crematorio se pasa al de vertedero a cielo abierto y se escoge un punto en el alto de la Compañía sector casa de lata en la vía al Chocho donde por muchos años fue el punto donde se arrojaron los desechos de Fusagasugá, luego se traslada al sector de la Pampa o la curva donde igualmente funcionó hasta cuando el Ministerio del Medio ambiente ordena su cierre a finales del siglo pasado.

A partir del presente se han llevado indistintamente a los vertederos de Mondoñedo y Jerusalén debajo de de Girardot lo que representa unos costos elevados ya que se utilizan las vehículos recolectores perdiendo efectividad y servicio, no conocemos sobre una propuesta para una planta de transferencia y compactación para movilizar los residuos urbanos en vehículos  apropiados a los lugares definitivos.

En la administración de Cesar Jiménez  se habló de la construcción de un vertedero de residuos sólidos en el sector de los Guásimos a la entrada de Chinauta, análisis que realiza una empresa española y concesionaria del relleno de Mondoñedo actualmente, idea que no prosperó y que pasó a otro plano ante propuesta de formar un vertedero regional en el sector de Pandi sobre los ríos Negro y Sumapaz, desechada por el incremento de la contaminación de dichos ríos y ante la posibilidad de exploración petrolera en el sector.

El tema de los residuos en el mundo actual tiende a convertirse en fuente de riqueza y desarrollo para las ciudades; Bogotá entra en el proyecto final del vertedero de Doña Juana y hoy se habla de la recuperación y transformación de los elementos que componen las basuras y permanentemente la UAESP (Unidad administrativa especial de servicios públicos de Bogotá) celebra foros y seminarios de carácter nacional e internacional como tema de solución al problema de doña Juana, en uno de ellos diferentes ponencias nos acercaron   a posibilidades interesantes que podrían analizarse como alternativas para Fusagasugá ya que a nuestro saber y entender no conocemos sobre políticas y perspectivas para el manejo en la ciudad.

Para concluir pensamos que los temas tratados corresponden más a inquietudes sobre la adecuación del Plan de Ordenamiento a las circunstancias que actualmente se presentan para Fusagasugá y su crecimiento, valdría la pena conocer en detalle lo que piensa la Administración Municipal al respecto y su incidencia en la aplicación del artículos 4º y 22 de la Ley 388 de 1.997 sobre participación democrática en los temas relacionados con el tema.

Referencias:

  1. Definición de WikipediA
  2. Fotografía PTAR Salitre en Bogotá D.C.
  3. Ley 9 de 1.999 y 99 de 1.993
  4. Fotografía corresponde a la cuenca de la quebrada de Sabaneta a la altura del barrio Mandalay.
  5. Fotografía Parque sobre la quebrada la Venta en la ciudadela EBENEZER
  6. Artículo 82 de la Constitución Política de Colombia, la Ley 9ª y en especial la ley  388 de 1.997  en sus artículos 13, 19, 36, 51, 56, 61, Capítulo IX  es clara y precisa  sobre el tema y manejo de planes parciales para el manejo del suelo y financiamiento de infraestructuras complementarias.
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrate si no tienes ya una cuenta creada.

busy
 
Follow us on Twitter

www.yoursite.com
fusagasuga.com.co